Los seres humanos estamos protegidos del calor gracias  a la sudoración. En el caso de las mascotas la eliminación del calor se realiza a través de las almohadillas de las patas donde se concentran gran parte de las glándulas sudoríparas. Pero sobretodo la regulación del calor la realizan a través de la respiración, mediante el jadeo. También eliminan, aunque en menor medida con respecto al humano a través de la piel, por lo que densidad, longitud e incluso el color del pelo es un factor influyente.

Para aliviarles en la medida que dependa de nosotros destacamos:

  • Pasear al perro en horas de menor calor o radiación solar, temprano o al anochecer, acortando en la medida posible el paseo del mediodía.
  • Que nunca les falte agua, a ser posible fresca.
  • Asegurarse de la existencia de sombras si el animal está en el exterior.
  • Ser moderado con el ejercicio excesivo, sobretodo en perros grandes, sobretodo si se hace al sol.
  • Bajo ningún motivo dejar a la mascota en el coche, ni siquiera con las ventanillas abierta. Este es una de las principales causas de muerte en verano de mascotas.
  • Si puedes mojar al perro, éste te lo agradecerá, aunque sea solo un pequeño vaso de agua. en ese caso refrescarle la cabeza.
  • Comida, ligera y preferentemente a horas de menos calor.

En cualquier caso, lo que harías o no harías para ti, pero aumentado, tu perro no tiene tus recursos.

Golpe de calor en mascotas

Si tu mascota está muy agitada, ya sea perro, gato u otra especie, temblores, mucosas enrojecidas y sobretodo si respira con dificultad puede estar sufriendo un golpe de calor con un posible fallo cardíaco y la consiguiente muerte del animal.

Hay que prestar atención especial a animales de avanzada edad y cachorros o con afecciones cardiacos o sobrepeso. Las razas también influyen, en especial algunas razas de pelaje preparadas para temperaturas bajas extremas tienen mas problemas, Huskys siberianos, Bobtail, Samoyedo, asi como razas de hocico corto como el Bulldog, Boxer etc..

En caso de golpe de calor, refrescar y dar agua urgente al animal, preferiblemente fresca con el fin de que actúe mas rápido..