Lo que usted necesita saber antes de la próxima cirugía de su mascota
Muchas personas tienen preguntas sobre varios aspectos de la cirugía de su mascota, y esperamos que esta información le pueda ayudar. También explica las decisiones que debe tomar antes de la próxima cirugía de su mascota.

¿Es segura la anestesia?

Los modernos equipos de monitorización, han hecho la cirugía sea mucho más segura que en el pasado. Aquí en la Clínica Veterinaria Hortaleza, hacemos un examen físico exhaustivo en su mascota antes de administrar anestésicos, para asegurar que la fiebre u otra enfermedad no sea un problema. También ajustamos la cantidad y el tipo de anestésico usado dependiendo de la salud de su mascota. En caso de necesidad podemos darle mas explicaciones al respecto.

Los análisis de sangre preanestésicos son importantes para reducir el riesgo de anestesia. Cada animal necesita análisis de sangre antes de la cirugía para asegurarse de que el hígado y los riñones puedan aceptar sin problemas la anestesia. Incluso los animales aparentemente sanos pueden tener problemas graves del sistema de órganos que pueden no ser detectados sin el análisis de sangre. Si hay un problema, es mucho mejor encontrarlo antes de que cause complicaciones anestésicas o quirúrgicas.. Si se detectan problemas graves, la cirugía puede posponerse hasta que se corrija el problema.

Es importante que la cirugía se haga con el estómago vacío para reducir el riesgo de vómitos durante y después de la anestesia. Tendrá que eliminar la ingesta de alimentos y agua durante al menos 10 a 12 horas antes de la cirugía.

¿Mi mascota tendrá puntos?

Para muchas cirugías, usamos suturas absorbibles debajo de la piel. Estos se disuelven por sí mismos, y no necesitan ser eliminados más tarde. Algunas cirugías, especialmente la eliminación de tumores, requieren puntos se sutura en la piel. Con cualquiera de los dos tipos de sutura, tendrá que vigilar la incisión de la hinchazón. La mayoría de los perros y gatos no deben lamer excesivamente o morder en la incisión, pero este es un problema ocasional que también tendrá que ver, en este caso dse deberrá poner un protector para que la mascota no tenga acceso a la herida. Si hay suturas cutáneas, éstas generalmente se eliminarán de 10 a 14 días después de la cirugía. También tendrá que limitar el nivel de actividad de su mascota durante un tiempo y no se permiten baños durante los primeros 10 días después de la cirugía.

¿Mi mascota tendrá dolor?

Cualquier herida, de la misma forma que pasa en humanos, también sucede con las mascotas. Las mascotas no muestran los mismos síntomas de dolor que las personas; Por lo general no se quejan ni lloran, pero puede estar seguro de que lo sienten. Los medicamentos para el dolor necesarios dependerán de la cirugía realizada. Los procedimientos quirúrgicos mas graves, requieren más alivio del dolor que intervenciones con pequeñas laceraciones.

Para los perros, podemos recomendar un anti-inflamatorio oral el día después de la cirugía y varios días después para disminuir el riesgo de malestar e hinchazón. Usamos nuevos medicamentos, que son menos propensos a causar malestar estomacal y se pueden administrar incluso la mañana de la cirugía.

Debido a que los gatos  toleran peor medicamentos para el dolor estándar que los perros, por lo que estamos limitados en lo que les podemos dar. Los avances recientes en los medicamentos para el dolor han permitido un mejor control del dolor en los gatos. En la clínica veterinaria administramos medicamentos para el dolor antes de la cirugía. Después de la cirugía, el medicamento para el dolor se administra caso a caso. Cualquier animal que parezca dolor recibirá medicamentos adicionales.
Los medicamentos inyectables para el dolor pueden usarse después de la cirugía en perros y gatos. Proporcionar cualquier alivio del dolor es apropiado es una cosa humana y cariñosa que hacer para su mascota.

¿Qué otras decisiones debo hacer?

Mientras que su mascota está bajo anestesia, es el momento ideal para realizar otros procedimientos menores, como la odontología, la limpieza del oído o cualquier intervención menor en la que el animal no se dejaría o sufriría de un ataque de pánico. Si desea una estimación de estos servicios adicionales, debe pedirlo con antelación.

En función de la importancia de la operación y del nivel anestésico del paciente, la mascota podría tener que pasar la noche en nuestra clínica veterinaria