La vista del perro

Es común oír de los humanos decir que los perros ven en blanco y negro  que son daltónicos y que ven peor que nosotros. Esta leyenda urbana la constatan muchos por el poco interés y la nula reacción a los contenidos de la televisión, incluso cuando ponen los programas en los que los protagonistas son veterinarios  salvando congéneres perrunos , al tan de moda adiestrador de perros o una serie o película cuyo héroe protagonista sea un can ya sea Rintintin o 101 dálmatas.

Lo cierto es que los perros ven en color aunque sí que es cierto que los matices cromáticos que aprecian no son exactamente los mismos que los nuestros, concretamente algunas tonalidades de rojo y verde.

A cambio de esa falta de tonos del espectro de colores, los perros ven mucho mejor que nosotros la oscuridad. Cuando nosotros empezamos a tropezarnos en la penumbra, los perros campan a sus anchas incluso con una iluminación mucho mas escasa. Esto es debido a una capa del ojo llamada tapetum lucidum que actúa como un espejo para reflejar los rayos luminosos, incrementando así la efectividad de los receptores. Por eso en muchas ocasiones se ve un brillo en los ojos, los llamados «ojos rojos» de fotográfica.

Otro punto en los que el perro supera en el sentido de la vista al del humano, es la precisión en la visión de objetos en movimiento.

En cuanto la agudeza de visión en la lejanía, la vista humana consigue una visión cuatro veces superior, 100 metros del humano frente a los 25 metros del perro. En cuanto al en ángulo de visión, en los cánidos es de 250º frente a los 180º de la visión humana.

Y que pasa con la visión de la televisión, porque los perros no pueden ver la serie de su veterinario favorito. Es una cuestión de frecuencia, para que nosotros podamos ver el movimiento y no una nube de colores, necesitamos ver una sucesión de imágenes, fotogramas, con una cadencia concreta. Esta cadencia es distinta para los perros.

Por todo esto, en nuestra clínica veterinaria, tenemos una tele para los dueños y los perros deberán ser pacientes hasta que les toque su turno con el veterinario. Por cierto, independientemente de cómo vean los perros, si tienen cualquier problema, nuestra clínica y veterinarios están especializados en cualquier problema ocular.