Cuando llega el invierno nos preparamos, sacando la ropa de abrigo, cremas protectoras y adaptamos la casa para las condiciones climáticas mas duras.

Nuestras mascotas también deben prepararse para el invierno sobre todo si estamos en una zona en que las temperaturas pueden ser bajas.

Hay perros y gatos que aguantan mas el frío, generalmente los de pelo largo y tupido, pero otros no, generalmente los de pelo corto o perros y gatos de mas edad. Estas precauciones no solo que se deben tener en cuenta en los paseos, si no también en la casa que suele estar mas fría. La solución un abriguito que les cubra.

Hay que tener en cuenta que tener un abrigo natural te aisla del frio, pero te has planteado que los humanos cuando hace frio y nos ponemos un abrigo tambien podemos pasar frio. Pues lo mismo con los perros, en todo hay grados.

Protección de la pata

Las almohadillas de las patas de los perros es por donde los perros evacuan el calor sobrante y por lo tanto por donde pueden sentir frio. De la misma forma que un Husky Siberiano tiele un pelaje y grasa adaptada para el frio, las almohadillas de sus patas tambien. Eso implica que las razas de perros no tan preparados para el invierno, andar por la nieve, hielo o suelo muy frio les puede provocar frio.

Riesgo de intoxicación

Es habitual en zonas frías donde puede helar, que los servicios municipales e incluso particulares esparzan sal, anticongelante y productos químicos en general que eviten la formación de hielo en las aceras.

Estos productos se adhieren a las patas de los perros y estos al llegar a casa se autolimpian lamiendose las patas con la consigiente ingesta de esos productos en el organismo del animal y riesgo de intoxicación incluso pudiendo llegar a la muerte del perro.

Por lo tanto, después del paseo, limpia las patas del perro con agua si ha estado andando por zonas tratadas para evitar la formación de hielo.

Sequedad en las casas

Las casas con la calefacción pierden humedad ambiente. El calor seco de la calefacción reseca la piel del animal incluso la falta de humedad reseca las zonas húmedas del hocico por donde los perros transpiran.