Vacunas

Un adecuado plan de vacunación, evitará muchas enfermedades de tus mascotas, lo que le proporcionará una mejor calidad de vida y por lo tanto una mayor longevidad. Un plan de vacunación de tu veterinario fundamental para tu mascota.

Con las mascotas hembras, deberán de tener especial atención a la hora de la vacunación, dado que ellas son las que pueden transmitir  a través de la lactancia posibles enfermedades  a las crías pero al mismo tiempo también anticuerpos beneficiosos para las crías, por lo que la lactancia es imprescindible o por lo menos conveniente, prolongarlo lo mas posible es muy aconsejable.
Pasados los 45 días del nacimiento del cachorro, los anticuerpos provenientes de la madre van minorando, por lo que es necesario empezar con la planificación de la vacunación. Acude a tu veterinario.
En esos planes de vacunación, hay que incluir las vacunas de refuerzo o recuerdo, debiendo evitar durante el periodo de la vacunación y hasta su total efecto, el contacto con otros perros.

ESQUEMA DE VACUNACIÓN CANINA

  • 45 – 50 días: Vacuna contra el parvovirus
  • 60 – 65 días: Aplicar la tripleviral (moquillo, parvovirus, hepatitis)
  • 75 – 80 días: Aplicar la vacuna pentavalente o quíntuple (moquillo, parvovirus, coronavirus, hepatitis, leptospirosis)
  • 100 – 120 días: Vacuna contra la rabia de manera individual ya que ofrece mayor acción contra el virus.
  • Anual: Vacunar una vez al año contra todas las enfermedades y durante toda la vida por medio de la vacuna pentavalente o quíntuple y por supuesto de la rabia.

Se deberá de prestar especial atención a los perros adoptados, dado que en muchos casos no se tiene una constancia cierta de sus históricos en cuanto a vacunas. En estos casos se debería aplicar la vacuna pentavalente, y refuerzo del resto y por supuesto la rabia anual.

No olvidar nunca la desparasitación, que deberán comenzar después del mes del nacimiento aproximadamente.

Contacta con nosotros, para programar tu plan de prevención y vacunación de nuestros veterinarios en nuestra clínica veterinaria en Madrid.


Recuerda, la mejor solución es la prevención